Los resultados de la evaluación nos muestran en general una mejora tanto en los conocimientos adquiridos como en el cambio de actitudes una vez realizadas las jornadas TAS.
Si valoramos los diferentes puntos analizados en la encuesta de manera independiente podemos observar que:

  • En cuanto a la pregunta ¿Puede la cocina ayudarte a comer alimentos que no te gustan?
    Como se observa en la gráfica 1, después de las jornadas, los adolescentes parecen estar mucho más de acuerdo en que la cocina puede ayudarles a comer mejor. Así entendemos que tanto el mensaje recibido como la práctica realizada con ellos realmente pueden ser útiles para mejorar los hábitos alimentarios de los estudiantes de secundaria.

    ¿Puede la cocina ayudarte a comer alimentos que no te gustan?

  • En cuanto a las preguntas ¿Crees que puedes hacer actividad física sin apuntarte a un gimnasio o practicar algún deporte? y ¿Crees que es posible acumular 45 minutos de actividad física diaria?
    Tal como nos muestran las gráficas siguientes, las jornadas también han influenciado positivamente, aunque las diferencias no son tan notables como en la pregunta anterior. Sin embargo, más de un 8% de los alumnos encuestados han cambiado su percepción.

      ¿Crees que puedes hacer actividad física sin apuntarte a un gimnasio o practicar algún deporte?

    ¿Crees que es posible acumular 45 minutos de actividad física diaria?

  • Creus que és possible menjar cinc racions de fruita i verdura al dia?

    Tal com mostra la gràfica, abans de la intervenció, a un número elevat d’alumnes ja els semblava possible consumir cinc racions entre fruita i verdura al dia. Però sembla que les jornades han ajudat a assentar aquesta afirmació i a fer canviar d’opinió a quasi un 10% dels que creien que no era possible.

  • En el apartado de prácticas alimentarias (de todas las preguntas acerca del desayuno), los cambios más significativos han sido:

    1. El aumento en el consumo de fruta, de un 13,9% de alumnos que la consumían para desayunar antes de las jornadas TAS a un 31,7% una vez realizadas las jornadas.
    2. Continuar consumiendo el bocadillo, como base energética del desayuno
    3. Disminuir el consumo de pastelería y bollería.

    Así que parece que los talleres de fomento del desayuno, han sido bien aceptados y sus contenidos se han interiorizado correctamente.

    grafico510-es

  • En cuanto a las actividades que realizan durante el recreo, los alumnos han contestado en orden de importancia 1) Me como el desayuno, 2) Juego con mis compañeros y 3) Me siento o me quedo de pie. Un porcentaje muy pequeño ha contestado 4) Otras actividades.

    La gráfica nos muestra que ha disminuido el número de alumnos que tienen una actitud pasiva durante el recreo, aumentando así el porcentaje de alumnos que aprovecha este tiempo para jugar con sus compañeros, por lo que han aumentado su actividad física. Así, pues, parece que las actividades de las jornadas de “El patio, un buen lugar para moverse”, han dado sus frutos.

    grafico11-es